La Generación del Bicentenario También está en la Parroquia

Número de visitas: 259

Es muy triste y lamentable que se haya tenido que cobrar dos vidas humanas tan valiosas (Dios los tenga en su Gloria), muchos heridos (manifestantes y policías) y abusos, para voltear la mirada a una nueva generación que siempre estuvo ahí, en primera fila, jóvenes valientes con ganas de vivir, de ser reconocidos y valorados por lo que son, y muy conscientes de que, como dice el tío Ben “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

Es por eso que el joven del bicentenario tiene un  perfil básico que es ser pacifico, no manipulable ni callado, responsable y consiente de que sus actos tienen consecuencias.

La generación del bicentenario que participa en la parroquia, tiene un plus, porque tiene a un Maestro y guía que es Jesús, quien nunca se quedó callado y supo hablar con sabiduría aun cuando era claro que se burlarían de Él porque iba contra la corriente.

A principios de la pandemia hemos visto actuar a estos jóvenes, mientras los mayores nos quedábamos en casa asustados y vulnerables, casi sin esperanza, sabiendo a duras penas como usar el Instagram. Fueron ellos los que dieron la cara y salieron con los sacerdotes (entre otras cosas) a repartir alimentos y luego prendieron las cámaras para la transmisión de las misas y actos importantes de la iglesia, son ellos quienes inundaron las redes con la evangelización, quienes enseñaron a sus padres a usar plataformas de distribución de contenido y de esa manera la Iglesia no fue silenciada, al contario cobró una gran importancia y llegó a todos los rincones que nunca antes nos hubieramos imaginado.

Ahora tenemos que pensar en cuál es el perfil del joven católico de la generación del bicentenario, estoy segura que la lista es interminable, me encantaría que sumes propuestas para este perfil, pero por lo pronto yo te diría que el Joven Católico del Bicentenario es un joven que es alegre y disfruta, que investiga y estudia, que escucha las dos partes para estar bien informado,  no se deja manipular por ideologías y al contrario enseña a los que no saben, muchos por flojera mental, el joven católico del bicentenario es un joven que defiende la vida, desde el inicio: desde la concepción, hasta el fin de la vida: por muerte natural, valorando cada etapa de la vida con mucho respeto, sin discriminar, sin soberbia, con mucha humildad, el ser católico no te hace estar por encima de los demás, sino que te hace capaz de valorar a cada persona por igual, nadie es menos ni más y a la vez es capaz de entender que no se puede tratar al ser humano como objeto, porque es un sujeto único e irrepetible y es creación divina lo que nos da la dignidad que jamás se pierde, por el solo hecho de ser persona.

Joven, nunca estuviste dormido, por fin volvieron los ojos hacia ti, se dieron cuenta que no solo eres el futuro, sino que eres el presente, siempre estarás activo para hacer de éste un mundo mejor y ganarte el cielo que finalmente es el objetivo de los cristianos, tú eres la esperanza de un presente y un mañana mejor. Lee, investiga, analiza, discierne y saca tus propias conclusiones, no eres negociable en cosas de moral, tampoco seas manipulable, no temas ni te avergüences de defender lo que crees.

Debes saber que una persona que es parte de la generación del bicentenario es alguien que defiende y valora la Familia, porque es su mayor tesoro, su refugio, la guía, el apoyo y el descanso, donde siempre esperan tu llegada con lágrimas en los ojos y los brazos abiertos.

Finalmente no olvides que la oración, el estudio y la acción, te dan solidez, te ayudan a salir de ti y te empuja hacia los demás, te da la seguridad, te permite orientar y ayudar.

Que nuestro Señor Jesucristo quien es el camino, la verdad y la vida, te acompañe en este largo peregrinar, junto a María Santísima nuestra Madre del cielo.

Escrito por: Luz Delgado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up