El Perdón, ¿Qué es?

Número de visitas: 31

Ante la pregunta de Pedro… Jesús le responde de modo inesperado y sorprendente “No te digo que perdones hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete”. Con esto Jesús quiso decir que debemos perdonar “SIEMPRE”, sin poner límites. Que el perdón debe ser un modo de vida, un hábito de nuestra vida.

Jesús quiso enseñar que, a las ansías de venganza, los cristianos debemos poner el perdón fraterno. Varias veces Jesús enseño a sus discípulos que deben perdonar, y para que no se olvidaran la dejó inmortalizada en la oración del Padre Nuestro, cuando les enseño a pedirle a Dios Padre: “Perdónanos nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden”.

El perdón ¿qué es? Es ante todo una decisión. Perdona porque uno quiere hacerlo.

Es una decisión personal: es algo que cada uno lo realiza en su interior, mediante un diálogo con Dios. El perdón se concede silenciosamente en el corazón; mediante una plegaria que uno realiza perdonando al ofensor.

Y, ¿Cómo uno puede saber que ya ha perdonado?

  1. Cuando ya no se le desea el mal al otro.
  2. Cuando se ha renunciado a la venganza.
  3. Cuando uno es capaz de ayudar a su ofensor, si lo ve pasar necesidad.

Estos, pueden ser 3 señales de que uno ha perdonado.

Perdonar, es sanar interiormente. Perdonar es soltar de la mano una brasa encendida, que llevamos tontamente en algún momento de la vida, y que nos hace daño y nos quita las ganas de vivir. En cambio, la falta de perdón es capaz de enfermarnos, envenenarnos y volvernos malos (as).

Por eso, es muy acertado el consejo de San Agustín Si un hombre malo te ofende, perdónalo, para que no haya dos hombres malos”.

Jesús ilumina la urgencia del PERDÓN con una parábola muy expresiva (Mt 18, 21-35)…No es que Dios ponga como condición el perdonar para ser perdonado. Dios ama y perdona sin condiciones. No es que Dios se tome la represalia contra el que no perdona y se vengue del vengativo. Lo que ocurre es que, el que no perdona está incapacitado para recibir el perdón, tiene el corazón cerrado y por eso el perdón es “INÚTIL” para él.

Es como la lluvia que cae sobre todo el campo, pero si un propietario ha cubierto con plástico su campo, el agua de la lluvia no puede regar sus plantas. Eso es lo que hace el que no perdona. “Sólo perdonando es uno perdonado”. El hombre de corazón ruin y mezquino no estaba dispuesto para recibir el perdón. Sólo sabemos de verdad lo que es ser amados cuando hemos sido perdonados, y sólo sabemos lo que es amar cuando hemos sido capaces de perdonar…¡Pecar es humano, perdonar es divino !. Pero es todavía más divino hacer de reconciliador y ayudar a que otros hagan las paces.

Autor: Pbro. Eloy García

1 comentario en “El Perdón, ¿Qué es?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up