Dichosa la vida

Número de visitas: 31
“El Señor te protegerá; de todo mal protegerá tu vida.
El Señor te cuidará en el hogar y el camino desde ahora y para siempre”.
Salmos 121: 7-8

Confiados en la promesa del Señor, la vida es dichosa porque nos permite gozar de la familia, del afecto y amor que nos une; por la esperanza con que aguardamos el día de mañana; por nuestra salud, el trabajo, por los amigos y por el pan de cada día.

Danos una vida de paz, que colme totalmente nuestro corazón y destierre el invisible rencor. Infunde en nuestros sentimientos fuerza y voluntad para no caer en tentación.

Colma nuestro caminar de alegría y sosiego; guárdanos de los pensamientos tristes y oscuros. Anima nuestros anhelos y sueños para tener una vida al servicio del que lo necesita y afianza nuestro tesón para perdonar, a los que nos ofenden, setenta veces siete.

Moldea esta vida para que sea dichosa, por el amor de Jesucristo nuestro Señor.

Por: Alicia Huallpa Cáceres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up